EL SUPERPODER OCULTO DE LOS MATERIALES DE AVIACIÓN DE SAINT-GOBAIN

Fiabilidad, seguridad, resistencia: los aviones requieren el uso de muchos materiales, desde espumas y plásticos, hasta vidrio y radomes. Es posible que la mayoría de las personas no conozcan estos componentes, pero tienen superpoderes que les permiten soportar los entornos más severos: alta velocidad, presión, temperaturas extremas e impactos de todo tipo.

Entonces, ¿qué son estos materiales innovadores? ¿qué restricciones tienen que superar? ¿cuáles son los secretos detrás de su fabricación? Te los contamos en la siguiente infografía:

 

 

UN ENFOQUE TOTALMENTE TRANSPARENTE A LA SEGURIDAD
El componente clave: ventanas de la cabina de vuelo con vidrio Solidion® de Saint-Gobain Sekurit. ¡Este vidrio patentado es 12 veces más fuerte que el vidrio normal! Cuando el vuelo alcanza altitud, la temperatura del aire exterior puede caer a -50 ° C a velocidades de crucero de entre 500 y 560 mph. Por ello, el acristalamiento de la cabina de vuelo debe ser excepcionalmente fuerte, robusto y transparente.

El secreto: con un rango de espesor de 25 a 30 mm, el acristalamiento de la cabina de vuelo Solidion® ofrece una alta resistencia a la presión de la cabina y posibles impactos (granizo, riesgo de impatco de aves, etc.).  La tecnología que utiliza este vidrio que facilita el intercambio de iones en su superficie garantiza un buen nivel de visibilidad incluso después de la rotura.

 

TRAYENDO WIFI A BORDO

Proporcionar conectividad a Internet a bordo de un avión exige un alto nivel de experiencia tecnológica y una excelente conexión satelital. También requiere sistemas de comunicación que funcionen perfectamente. Y ahí es donde entran los radomes. Desarrolladas por Saint-Gobain Quartz, estas cúpulas formadas con materiales compuestos (vidrio, resina epoxi y cuarzo) brindan una protección herméticamente sellada para la comunicación por satélite y los sistemas de radar meteorológico.

El secreto: la fibra Quartzel® utilizada en la fabricación de radomes garantiza una excelente calidad de señal, ya que este material especializado ofrece un mayor nivel de permeabilidad a las ondas electromagnéticas. Su resistencia inherente al choque y al impacto también son algunos de sus otros beneficios importantes.

 

RESISTENTES A LAS TEMPERATURAS MÁS ALTAS

Las temperaturas del motor de los aviones pueden alcanzar 950 °C en el despegue, por lo que los componentes metálicos deben poder soportar temperaturas extremadamente altas.

El secreto: más ligeros y más resistentes a las altas temperaturas que los metales, los componentes cerámicos se están utilizando cada vez más en la industria de la aviación. Saint-Gobain Ceramic Materials también fabrica los recubrimientos cerámicos en polvo que crean una barrera térmica que protege las partes más calientes del motor.

 

LLEVANDO EL SELLADO A UN NUEVO NIVEL

Es esencial que las aeronaves estén completamente selladas contra la entrada de aire, agua, polvo y líquido, especialmente en los tanques de combustible, la cabina de vuelo y las ventanas de pasajeros.

El secreto: los sellos de fluoropolímero OmniSeal® de Saint-Gobain Seals están diseñados para soportar entornos excepcionales que van más allá del punto donde las soluciones de elastómero ya no pueden hacer frente. 

 

CUALQUIER FORMA QUE PUEDAS IMAGINAR

En la búsqueda de una mayor eficiencia energética, la industria de la aviación siempre está buscando nuevos materiales que combinen ligereza con flexibilidad y un alto nivel de resistencia al calor.

El secreto: con su baja relación densidad-peso, propiedades robustas y alta resistencia, los polímeros son la solución elegida para muchas aplicaciones. Conductos para cables, estructuras de plástico de asientos de pasajeros, paneles ... Todos estos componentes son soluciones desarrolladas por Saint-Gobain para la industria de la aviación. Por último, la tecnología 3D permite combinar múltiples materiales para optimizar el diseño de componentes y desarrollar formas altamente complejas.

 

HACIENDO EL AVIÓN MÁS LIGERO

Reducir el peso de un avión tiene un impacto significativo en el consumo de queroseno. ¡Así que cuanto más ligero sea el avión, menos combustible consume!

El secreto: utilizado para pulir la cabina y las alas, los abrasivos recubiertos de Saint-Gobain Abrasives pueden reducir 120 kg del peso de un avión. Pero, además, es una solución más respetuosa con el medio ambiente. Y menos combustible consumido también significa menos CO2 emitido...