Eficiencia y Ahorro Energético

Los edificios son responsables del 40% del consumo energético de la Unión Europea y de alrededor del 36% de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Saint-Gobain proporciona soluciones que permiten diseñar y construir envolventes más eficientes, tanto en obra nueva como en rehabilitación, lo que no solo reduce de forma muy importante sus necesidades de energía para calefacción y refrigeración, sino que además redunda en un mayor confort y bienestar de sus ocupantes.

Lanas minerales aislantes de ISOVER, soluciones a base de yeso y placa de yeso de PLACO, sistemas para revestimiento y aislamiento de fachadas a base de morteros de WEBER, acristalamiento de altas prestaciones térmicas de BUILDING GLASS, son algunas de las familias de productos y soluciones que Saint-Gobain pone a disposición de diseñadores, proyectistas y constructoras para que sus edificios reduzcan de forma sensible los costos de explotación relacionados con su consumo energético.

Pero además, esa preocupación por la máxima eficiencia energética se manifiesta también a lo largo de todo el ciclo de vida de los productos y soluciones suministrados por Saint-Gobain.

Tenemos así, por ejemplo, que un aislamiento de ISOVER ahorra en 50 años hasta 300 veces la energía consumida y el CO2 emitido durante sus etapas de fabricación, transporte y tratamiento tras la demolición del edificio. El balance en energía y CO2 se vuelve positivo en apenas unos meses después de su instalación. Y un doble acristalamiento CLIMALIT PLUS de Saint-Gobain llega a ahorrar en todo su ciclo de vida hasta 130 veces la energía consumida en su fabricación.

Y es que la reducción del consumo energético y de las emisiones contaminantes, directas e indirectas, constituye uno de los pilares fundamentales del compromiso de Saint-Gobain para construir entre todos, día a día, un hábitat más sostenible.